Publicado el 12 de jun, 2020

IRC instaló los postes en la primera cancha con medidas oficiales de rugby en Rancagua

Autor: Giovanni Quintrel

 

El día miércoles 10 de junio, se realizó la instalación de los palos de la cancha del IRC de Rancagua; situación que comienza a dar la forma final al sueño de la cancha propia, que el equipo rancagüino comenzó a mediados de 2018. Tal como señala Diego Cuevas, jugador del “rayo”, pronto (una vez superada la crisis sanitaria) podríamos asistir a la inauguración de la primera cancha con medidas oficiales de rugby en Rancagua.

El IRC, club originado por exalumnos y apoderados del Instituto Inglés de Rancagua, ha tenido una corta pero intensa vida en lo competitivo, sin embargo, el alma mater de los rojiblancos ha visto nacer rugbistas de buena factura a lo largo del tiempo; “al momento de salir [del instituto], cada uno seguía su rumbo y se iba a jugar por algún club de Santiago, por esto mismo se originó IRC. Lo que más queremos es ver a los juveniles del “inglés” vestir la camiseta del club” señala Diego Cuevas, añadiendo “nuestro objetivo es lograr unir el rugby del colegio con el club, que la rama de rugby pueda usar la cancha. Y no solo motivar a los alumnos del Inglés, sino que también a cualquier persona de cualquier colegio a formar parte de este club”.

Haciendo memoria, los terrenos que correspondían a campos de alfalfa de la Viña Santa Blanca (auspiciador del club por medio de su vino Tringario), tuvieron que ser sometidos a un intenso trabajo para quedar habilitados para la construcción de la cancha, los cuales fueron asumidos por los propios socios y jugadores del club que colaboraron para poder preparar el terreno para su futura cancha. Así también, MIPagro, Semillas SG2000 y CIL fueron parte clave de este proceso al entregar el conocimiento técnico y ayudar directamente en el proceso de siembra, tal como nos relata Cuevas. No obstante, fue un periodo duro; sumado al trabajo, la sequía ponía en riesgo el sueño de la cancha propia, no obstante, serían los mismos socios del club que deberían asumir el desafío, logrando finalmente preparar el terreno de juego. Una vez concluida esa parte, la infraestructura aledaña y los postes eran la segunda etapa del proyecto, sin embargo es parte de lo que ya trabajan los integrantes del rayo, para poder contar con accesos y camarines acordes a este gran proyecto.

“La noticia sobre que IRC iba a tener cancha fue dada el primer año de formación formal del club [2018] justo después de haber salido campeones de Desarrollo y haber ascendido a Primera B. Entonces nos tocó en una etapa de euforia, no dejábamos de pensar en ella. íbamos a ser un club con cancha propia, ya no dependeríamos de terceros para arrendar donde jugar de local o el simple hecho de poder hacer un tercer tiempo en cancha propia nos ponía felices”, señala Diego al recordar todo lo que ha sido el proceso vivido en este tiempo por el club y sus integrantes, “ha sido muy lindo el crear un club, y esto no lo puede decir cualquiera. A nosotros nos ha hecho formar una pasión inmensa ser parte de todo esto; un sueño que cada vez se acerca más a ser realidad”, concluye Diego.

Con la instalación de los postes y la inminente habilitación de la cancha, IRC se convertirá en un polo de desarrollo del rugby en la región de O’Higgins, por lo que se espera que, pasada la crisis sanitaria, las autoridades deportivas puedan entablar relaciones con el club, “estamos abiertos a conversar y gestionar proyectos juntos si es posible. La idea de tener esta cancha es fomentar el rugby en Rancagua, comenzar con las menores en donde todos tengan las oportunidades de jugar y aprender los valores del Rugby. Además de motivar a los juveniles de los distintos colegios de Rancagua a ser parte de IRC y así dar la posibilidad de que puedan competir en un rugby de mejor nivel”, termina Cuevas, agregando además que, de existir instituciones de la zona interesadas en promover el rugby y el deporte, tomen contacto con inglesrugbyclub@gmail.com, a fin de canalizar de la mejor manera posible los esfuerzos por desarrollar el deporte ovalado, próximamente, desde una cancha de primer nivel.

 

Vía RugbyChile.cl